Sin lugar a dudas una de las favoritas al título es la argentina María Lourdes Carlé, quien llega a la Ciudad de México con la firme intención de confirmar el nivel que ha mostrado en los últimos meses y también de saldar cuentas con la juvenil No. 1 del mundo Whitney Osuigwe.

A dar lo mejor de sí

En su segundo año en el Abierto Juvenil Mexicano, Carlé se muestra muy entusiasmada y con la intención de poder mejorar la actuación obtenida en 2016, donde “no pude jugar como yo quería”, por lo que la segunda ronda fue su despedida el año pasado y éste será la principal brecha a superar en esta edición.

En busca de sumar más

En el último trimestre la oriunda de Daireaux ha logrado resultados que superaron expectativas, consiguiendo las semifinales en el US Open Jr. y el cuarto lugar en el ITF Masters de China.

Ahora Carlé llega a México llena de confianza y con la ilusión a tope, “esto es el tenis, uno nunca se puede quedar con lo que pasó, la idea es seguir con esa confianza que me dieron esos torneos y seguir sumando”.

Con clima favorable

Los argentinos siempre han sido garantía en el AJM, favorecidos con la superficie de arcilla del Centro Deportivo Chapultepec y con el público latinoamericano (hace un par de años se coronó Genaro Olivieri). Desde la perspectiva de Carlé, “el público definitivamente apoya bastante a los argentinos”.

Con sed de revancha

Hace un par de semana, Carlé y Osuigwe dieron un gran espectáculo en el encuentro por el tercer lugar del ITF Master Juvenil, la estadounidense en esa ocasión se quedó con la victoria.

Ahora con ambas jugadoras en el cuadro principal, Carlé tiene la oportunidad de la revancha, y sobre esto dijo “para jugar la ansiada revancha primero necesito ganar todos mis partidos[…] y obviamente vamos a buscar la revancha en este torneo”.